Simposio de Betabloqueantes en el abordaje integral de la enfermedad cardiovascular. Desde la hipertensión arterial a la insuficiencia cardíaca

El año 2020 representó un cambio importante para la sociedad moderna y la educación médica no escapa de ello. Si bien hubo más tiempo fuera de los consultorios y las salas de hospitalización como consecuencia del aislamiento preventivo, es importante dedicarle en la  medida de lo posible, que este tiempo no sea solo para provecho en lo personal, sino de retribución a la esfera médica que tanto requiere de atención especial, particularmente los jóvenes profesionales de la salud.

En este mismo espíritu, el viernes 20 de Noviembre de 2020 se llevó a cabo un evento científico, en modalidad webinar por la plataforma Zoom, promovido por la Fundación Venezolana de Insuficiencia Cardíaca (FUNVIC) denominado “Betabloqueantes en el Abordaje Integral de la Enfermedad Cardiovascular. Desde la Hipertensión Arterial a la Insuficiencia Cardiaca.”, como su evento académico final de2020. En dicha actividad, se abordaron los aspectos de utilidad y atención de este grupo farmacológico en varios escenarios clínicos.

El evento estuvo coordinado por la Dra. Susana Blanco, secretaria general de la Sociedad Venezolana de Cardiología (SVC) y por la Dra. Eglee Silva, Presidenta de la Sociedad Venezolana de Hipertensión (SVH). Los moderadores fueron el Dr. Gerardo Chazzim, ex presidente de FUNVIC y las dos coordinadoras ya mencionadas.

 

(Figura 1).

 

 

En la primera presentación, el Dr. Carlos Delgado, internista, cardiólogo y actual presidente de FUNVIC, abordó el tema “Beneficio de los betabloqueantes en el tratamiento de la Hipertensión Arterial. Todavía necesario para muchos” donde planteó que la presión arterial elevada es solo la “punta del iceberg” en la patología cardiovascular y que su pesquisa ayuda a identificar precozmente individuos con otros factores de riesgo asociados y modificables. Enfatizó también en la necesidad, según ensayos clínicos disponibles, de utilizar más de una molécula para el adecuado control de la presión arterial y que a pesar de las controversias derivadas de estudios previos, en el perfil biológico y social de los pacientes actuales, el uso de los betabloqueantes es una buena opción vigente.

 

 

 

(Figura 2).

 

 

 

En la segunda presentación, el Dr. Bartolomé Finizola Flores, cardiólogo intervencionista y presidente electo de la Fundación Venezolana del Corazón (FVC), presentó la charla “Betabloqueantes para todos los pacientes con Cardiopatía Isquémica. ¿Quiénes se benefician?”, aportando que la información que soporta el uso de este grupo de drogas en el síndrome coronario agudo se basó en estudios de larga data de insuficiencia cardiaca con fracción de eyección reducida, lo cual generó una matriz de opinión diversa a través del tiempo. Asimismo señaló, que actualmente se dispone de resultados con reducción de eventos clínicos a corto, mediano y largo plazo con la indicación temprana en eventos isquémicos agudos, aún con insuficiencia cardíaca asociada. Recalcó el beneficio de los bloqueantes beta en el síndrome coronario crónico, a pesar de que la evidencia no los priorice sobre otros agentes anti anginosos, basado en datos no recientes. Finalmente recomendó que la selección del uso de estos fármacos en pacientes isquémicos debe ser basado en el perfil clínico del paciente, enfocado en la seguridad y evitando así eventos adversos.

 

 

 

(Figura 3)

 

 

En la tercera presentación, el Dr. Heliodoro Rodríguez, cardiólogo, electrofisiólogo y presidente electo de la SVC, ofreció una disertación sobre el tema “Tratamiento de las arritmias en Venezuela. Betabloqueantes, nuestra primera línea”. En dicha presentación se mostró la evidencia actual que justifica el uso de los betabloqueantes cardioselectivos sin actividad simpaticomimética como opción eficaz en la prevención y manejo de arritmias supraventriculares o ventriculares, independientemente de su causa (isquémica o no), reduciendo de manera significativa y con un buen perfil de seguridad la muerte súbita en pacientes cardiópatas y en casos de cirugías no cardiacas con riesgo cardiovascular (ej: fibrilación auricular peri operatoria). Recalcó en la disponibilidad de betabloqueantes en toda la geografía nacional y en la posibilidad de su uso rutinario, previa evaluación cardiovascular, como estándar en pacientes con arritmias cardiacas.

 

 

 

(Figura 4)

 

 

 

En la cuarta y última presentación, el Dr. Marcos Wilhelm, cardiólogo y miembro de la directiva de FUNVIC, discutió sobre el tópico “Betabloqueantes en la Insuficiencia Cardíaca. Eje central del tratamiento”.  En la misma explicó la evolución a través de los años de la evidencia que soporta o rechaza el uso de los betabloqueantes en la fase aguda de la insuficiencia cardiaca. Sin embargo, cuando se manejó de forma adecuada según la clasificación y etiología de la insuficiencia cardiaca, se determinó el espectro de pacientes donde los betabloqueantes demostraron ser eficaces y seguros. A partir de ese momento, han expandido su indicación a casi todo los pacientes en insuficiencia cardiaca con reducción sostenida  de mortalidad y reingreso aún en pacientes añosos de acuerdo a  ensayos clínicos y registros de “vida real”. Explicó sobre la adecuada dosis de inicio y titulación, comenzando con dosis bajas e incremento progresivo (startlow and slow) evitando así efectos indeseables con el uso de este grupo tan beneficioso.

 

 

 

(Figura 5).

 

 

 

Luego de concluir las charlas, se dedicó un período para preguntas y respuestas a manera de sesión de discusión clínica en interacción con el público. Producto de ello, se desarrolló una extensa y amena conversación de más de 60 minutos con interrogantes a cada ponente, demostrando el interés y espíritu participativo de los asistentes virtuales más la importancia y complejidad del tema abordado. Fue en este punto de la sesión, cuando el Dr. José Andrés Octavio, ex presidente de la SVH, se involucró de forma espontánea brindando su colaboración en calidad de experto, particularmente en el área de hipertensión arterial.

 

 

(Figura 6)

 

 

Es de resaltar la asistencia de más de 100 participantes virtuales en simultáneo, de todas las regiones del país, lo que demuestra el deseo de mantener la educación médica continua en nuestro país a pesar de las adversidades. Asimismo, el interés de la industria farmacéutica, en este caso laboratorios Leti, quienes fueron aliados fundamentales en el soporte de esta actividad y merecen particular mención.

Durante el año 2021, se tiene programado actividades virtuales como la antes descrita, todas ellas involucrando las diferentes sociedades científicas nacionales del medio cardiovascular. Impresiona que el desarrollo de los webinar y la aplicación de la tecnología para acortar distancias constituyan pilares para la educación médica en los años venideros.

 

10 de Agosto. Día del Cardiólogo en Venezuela.

El 10 de Agosto se celebró el Día del Cardiólogo en Venezuela, decretado en el año 2008 para conmemorar la fundación de la Sociedad Venezolana de Cardiología, hace 66 años, producto de la iniciativa de 35 eminentes cardiólogos, quienes decidieron formar una sociedad científica que ha sido un pilar fundamental en el desarrollo de la cardiología nacional y ha ejercido la representación oficial, como miembro de la Sociedad Interamericana de Cardiología y de la Federación Mundial del Corazón.

Este año 2020 tiene un significado especial, porque la Cardiología cumple 100 años como especialidad diferenciada, ya que en las últimas décadas del siglo XIX y las primeras décadas del siglo XX, se desarrollaron los métodos de exploración que le dieron especificidad y que constituyeron un cuerpo de conocimientos que, conjuntamente con los aportes provenientes de los siglos anteriores, justificaron que muchos historiadores estudiosos del tema propusieran el año 1920 como inicio de la especialidad.

En este año de pandemia con distanciamiento físico, pero no social ni afectivo, en Barquisimeto se realizó un sencillo acto, a distancia, en el cual se inauguró una escultura  como parte de la colección extramuros del Museo del Corazón, de ASCARDIO, que muestra el número 100 y que insinúa la figura del corazón, del escultor José Ignacio Alvarado, “realizada con técnica de forja a mano en hierro con acabado con pintura acrílica”, de 2.75 x 1.50 x 1.00 m,  denominada por el autor FILANTROPIA, “porque expresa la unión de la razón científica con la emoción espiritual de hacer el bien a la humanidad”, en palabras del escultor.

El acto simbólico se inició con el himno de la Sociedad Venezolana de Cardiología y concluyó con una pieza interpretada por la Orquesta Mavare, emblema musical centenario del país, con las características de que los músicos a distancia, por las circunstancias actuales, trasmitieron el mensaje subliminal  de “una proximidad de lejanía” como dice el poema de Andrés Eloy Blanco, con músicos interpretando la marcha de la Mavare desde diferentes sitios de Venezuela y el mundo, aunque no renunciamos a la posibilidad de “viaje del regreso del sueño” y nos volvamos a reencontrar, para conmemorar presencialmente con el calor humano que nos caracteriza, los próximos años de celebración de nuestro día. Figura 1.

 

 

 

FIGURA 1

 

El cigarrillo electrónico no es sano: daña el corazón y puede provocar cáncer

Aunque el riesgo de desarrollar cáncer de pulmón es menor que con el tabaco tradicional, sus efectos no son inocuos.

Lo que debe medir su cintura y 7 consejos más para mantener el corazón joven desde hoy

El corazón es el motor de nuestro cuerpo y sin embargo a menudo nos olvidamos de su mantenimiento hasta que es demasiado tarde y ya presenta daños.

La edad del corazón

Los cardiólogos advierten de que nos mantenemos más jóvenes por fuera que por dentro. Hay herramientas que lo miden… y proponen revertirlo

Publish the Menu module to "offcanvas" position. Here you can publish other modules as well.
Learn More.