Lo que debe medir su cintura y 7 consejos más para mantener el corazón joven desde hoy

El corazón es el motor de nuestro cuerpo y sin embargo a menudo nos olvidamos de su mantenimiento hasta que es demasiado tarde y ya presenta daños.

Los expertos sostienen que si se eliminaran las conductas de riesgo, se evitaría el 80% de las enfermedades cardiovasculares. Para mantener la juventud del músculo cardiaco no hay que esperar a tener 50 años. "El corazón hay que cuidarlo siempre, en todas las etapas de la vida y ya desde la infancia, con medidas saludables que deben mantenerse durante toda la vida", subraya la doctora Petra Sanz, del Consejo de Expertos de la Fundación Española del Corazón, que hace especial hincapié en la dieta y el ejercicio: "Dos medidas que son igual de importantes, tienen que ir asociadas y son complementarias".

Estas son las cosas que puede empezar a hacer hoy para mantener en forma su corazón.

1.Máximo una cucharilla al día de sal (y no solo la del salero)

El sodio está relacionado con la hipertensión arterial y el riesgo de desarrollar problemas cardiovasculares, por eso la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha propuesto rebajar el consumo de sodio a 2 gramos diarios —el equivalente a 5 gramos de sal o una cucharilla de café— en personas adultas, aunque tengan la tensión normal. Esa cantidad incluye la sal del salero y la que contienen los alimentos (embutidos, conservas, snacks y salazones aportan mucha cantidad). La leche es un buen aliado puesto que las proteínas lácteas contribuyen a mantener la tensión arterial en valores normales.

2. Cinco horas de ejercicio a la semana (vale caminar)

Moverse es bueno para controlar todos los factores de riesgo para el corazón (colesterol malo en la sangre, tensión arterial, obesidad y diabetes) y mejora la capacidad física y mental. ¿Cuánto ejercicio hay que hacer? La cardióloga explica que "el ejercicio aeróbico es el más cardiosaludable, como es caminar, nadar, montar en bicicleta o correr de forma moderada. Se debe realizar una hora diaria de ejercicio, al menos, cinco días a la semana y con una intensidad acorde con la edad y situación física de cada persona"

3.Que la medida de su cintura no pase de 0,8 a 1 con respecto a su cadera

La obesidad es un talón de Aquiles de la prevención cardiovascular, porque cada vez más personas tienen un exceso de peso.Sin llegar a obsesionarse con la báscula, la prioridad es evitar la obesidad intra-abdominal (la grasa que recubre las vísceras), que llevado a la práctica es conseguir que el cociente entre la medida de la cintura y la de la cadera no supere 0,8 en mujeres y 1 en hombres. Esta relación cintura/cadera es un parámetro muy fiable para conocer si existe obesidad intraabdominal. No obstante, las personas obesas que pierden un 5% de peso reducen su riesgo cardiovascular y eso se consigue con ejercicio y controlando la dieta.

4.Olvidarse del tabaco

Las enfermedades coronarias afectan tres veces más a los fumadores, y además la posibilidad es proporcional a la cantidad de cigarrillos fumados y los años de tabaquismo. La nicotina daña las arterias, aumenta los niveles de colesterol malo —y baja el bueno— y favorece la formación de coágulos, y el monóxido de carbono hace que el corazón reciba menos oxígeno, además de aumentar el colesterol.

5.Ante todo calma

"El estrés excesivo y mal controlado sube la tensión arterial y a largo plazo aumenta las enfermedades cardiovasculares, por eso es necesario controlar el estrés emocional y evitar que se haga crónico".Si no es posible mantenerlo a raya por uno mismo, hay que consultar con un profesional que nos ayude a disminuir el estrés crónico


Imprimir   Correo electrónico